Guía para padres y familiares de estudiantes indocumentados

La solicitud de ingreso a la universidad puede ser estresante para los padres y familiares de los estudiantes indocumentados. Lea esta guía y vea cómo puede ayudar al estudiante a tener éxito.
11 min read

Share this Article

Haga clic aquí para leer esta página en inglés

Cada año, los estudiantes indocumentados realizan importantes contribuciones a la educación superior y, en última instancia, a la mano de obra estadounidense. Un informe de 2020 del Instituto de Política Migratoria indicó que los estudiantes indocumentados representan el 2% de todos los estudiantes universitarios en Estados Unidos, con una matriculación que ha aumentado desde 2017.

Los estudiantes indocumentados se benefician de tener un fuerte sistema de apoyo mientras tratan de obtener un título, especialmente los estudiantes universitarios de primera generación. La siguiente guía ayuda a los estudiantes indocumentados y a sus familias a explorar el proceso de selección y solicitud de la universidad, incluso temas relacionados con la ayuda financiera, las becas y la planificación de la carrera.

Proceso de solicitud de ingreso a la universidad

La solicitud de ingreso a la universidad puede parecer desalentadora para muchos estudiantes, incluidos los indocumentados y sus familias. Los solicitantes deben ser diligentes a la hora de seguir las instrucciones y cumplir las fechas límite de presentación de los materiales.

Los estudiantes indocumentados deberían empezar a investigar sobre universidades en los primeros años de la escuela secundaria. Muchos institutos terciarios y universidades publican en internet información sobre recursos y políticas de admisión relacionadas con los estudiantes indocumentados. Los estudiantes también pueden acudir a un consejero de su escuela secundaria para que les ayude con esto.

En la actualidad no hay ninguna ley federal que impida a las universidades admitir a estudiantes indocumentados; sin embargo, cada estado establece sus propias políticas para tener en cuenta la situación migratoria de un estudiante a efectos de inscripción y matrícula. Algunos estados, como Alabama, Georgia y Carolina del Sur, prohíben a los estudiantes indocumentados matricularse en instituciones públicas postsecundarias.

Los estudiantes indocumentados no suelen necesitar demostrar su ciudadanía para asistir a la universidad. Cuando se les pide que introduzcan su "país de ciudadanía" y su número de seguro social en una solicitud universitaria, los estudiantes indocumentados pueden simplemente elegir "no seleccionar" y saltarse la pregunta. En algunos casos, pueden introducir su número de identificación de contribuyente o su número de extranjero. Las universidades no pueden denunciar legalmente a los estudiantes indocumentados a los servicios federales de inmigración.

Orientación para ayuda financiera

Los futuros estudiantes universitarios deben explorar los procesos de solicitud general y de ayuda financiera al mismo tiempo. Los estudiantes indocumentados sin número de seguro social no pueden obtener ayudas federales según sus necesidades, como las becas Pell, pero pueden localizar y solicitar ayudas de otras fuentes.

Aunque los estudiantes indocumentados no pueden recibir ayuda financiera federal, pueden asistir a escuelas que ofrecen subvenciones y becas financiadas por el estado. La mayoría de los estados no permiten a los estudiantes indocumentados reunir los requisitos para las tasas de matrícula estatal. Sin embargo, California, Minnesota, Nuevo México, Texas y Washington permiten a los estudiantes indocumentados obtener tasas de matrícula estatales y fondos estatales.

Muchas becas y subvenciones ayudan específicamente a los estudiantes indocumentados. Las becas privadas ofrecidas por una variedad de organizaciones, tales como TheDream.Us y el Fondo Mexicano Americano de Defensa Legal y Educación, evalúan a los candidatos en base a otros criterios sin importar la situación migratoria. Además, los estudiantes indocumentados pueden obtener pasantías y becas por méritos.

Factores importantes a tener en cuenta al elegir una universidad

  • Políticas específicas del campus para estudiantes indocumentados: Las escuelas varían en su enfoque para aceptar a los estudiantes de DACA e indocumentados. Algunas escuelas funcionan según leyes estatales restrictivas que limitan el apoyo a los beneficiarios de DACA, mientras que otras dan la bienvenida a los estudiantes elegibles para DACA y emplean un personal dedicado a ofrecer diversos servicios de apoyo. Los estudiantes deben investigar estas políticas en cada escuela.
  • Personal y asesores bilingües y culturalmente diversos: Las mejores escuelas para estudiantes indocumentados crean un entorno de aprendizaje inclusivo y culturalmente diverso en el campus. Los estudiantes deben informarse sobre cómo trabaja cada escuela para lograr este objetivo. Los beneficios pueden incluir cursos de transición o de experiencia y oportunidades de tutoría para los Dreamers.
  • Organizaciones estudiantiles y oportunidades de desarrollo en la comunidad: Muchas escuelas que aceptan estudiantes de DACA también fomentan espacios seguros y supervisan iniciativas centradas en la comunidad relacionadas con la inmigración. Los futuros estudiantes deben investigar los clubes estudiantiles centrados en DACA, los grupos de apoyo y las organizaciones de defensoría disponibles en las escuelas de su lista.
  • Viajar dentro del estado o fuera de él: Mientras que cada escuela puede implementar su propia política de aceptación con respecto a los estudiantes de DACA, las leyes estatales también varían. Muchas escuelas ofrecen ventajas, como tasas de matrícula estatales a los ciudadanos estadounidenses con residencia local permanente; sin embargo, pueden imponer tasas de matrícula fuera del estado o internacionales a los estudiantes indocumentados.
  • Transparencia y acceso abierto a los servicios legales para estudiantes de DACA y refugiados: Una escuela debe ser transparente sobre sus políticas de estudiantes de DACA y cómo defiende los derechos de los estudiantes indocumentados, incluidos los inmigrantes, refugiados y solicitantes de asilo. Algunas escuelas incluso ofrecen servicios legales de inmigración gratuitos a los estudiantes y a sus familiares directos. Tome nota de las escuelas que no son transparentes a la hora de hablar de sus servicios.

DACA y ley DREAM

Dos importantes políticas federales afectan a los estudiantes universitarios indocumentados: Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y la ley DREAM. Ambas fueron diseñadas para proteger a los niños inmigrantes en Estados Unidos. DACA fue implementada por el gobierno de Obama, pero la ley DREAM aún no se ha convertido en ley.

Entre 2012 y 2020, las protecciones de DACA se mantuvieron vigentes para los estudiantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo menores de 16 años; sin embargo, un juez federal se pronunció en contra de permitir nuevas solicitudes de DACA a partir del 16 de julio de 2021. Las solicitudes aprobadas antes del 16 de julio de 2021 siguen vigentes, con protecciones que incluyen la consideración imparcial de la matrícula universitaria.

La Ley DREAM, presentada originalmente en el Congreso en 2001, proponía una protección permanente para los "Dreamers", o inmigrantes que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños y jóvenes. Las versiones posteriores de la ley DREAM esbozaron varias vías para conseguir la situación legal de los niños indocumentados en Estados Unidos. La Ley denominada "American Dream and Promise Act" de 2021 está siendo revisada por el Congreso a partir de agosto de 2021.

Orientación profesional para estudiantes indocumentados

La orientación profesional es fundamental para los estudiantes indocumentados en los programas universitarios. Mientras que muchos estudiantes seleccionan su programa universitario en función de sus objetivos profesionales, orientarse en el mundo laboral como ciudadano indocumentado puede suponer una nueva serie de retos. Los recién graduados y sus familias deben conocer los derechos de los inmigrantes en el lugar de trabajo para determinar cuándo deben revelar su situación.

La ley federal prohíbe a un empleador contratar a sabiendas a un inmigrante indocumentado. Los estudiantes indocumentados deben solicitar un documento de autorización de empleo (EAD), que actúa como un permiso de trabajo y les capacita legalmente para trabajar en Estados Unidos. Durante el proceso de contratación con un nuevo empleador, los candidatos pueden solicitar un formulario de elegibilidad y verificación, o I-9.

Los estudiantes de DACA con un EAD vigente y empleados elegibles para DACA están protegidos por la ley federal. Por ejemplo, los estudiantes de DACA no están obligados a revelar su situación durante una entrevista de trabajo. Como empleados, no están obligados a revelar a los empleadores que están solicitando una DACA.

Los empleadores sólo deben contratar a trabajadores documentados; sin embargo, si se les contrata sin presentar un formulario EAD o I-9, los empleados no están obligados a revelar su situación migratoria.

Muchos programas nacionales, patrocinados por escuelas y corporativos ofrecen pasantías y becas para indocumentados, que pueden conducir a un empleo en un campo de su elección. Muchos estudiantes indocumentados se matriculan en programas universitarios comunitarios y escuelas de formación profesional de dos años, que ofrecen ciclos acelerados que pueden conducir a empleos lucrativos en diversos campos.

Cómo puede apoyar al estudiante indocumentado

  • Check Circle

    Ofrezca su tiempo y asistencia:

    Hágale saber al estudiante indocumentado de su familia que no está solo, acompañándolo en cada paso del proceso de selección y de solicitud de ingreso a la universidad. Explorar el camino de la matrícula universitaria puede parecer desalentador, pero saber que tienen un aliado puede proporcionar el apoyo moral que un estudiante necesita para mantenerse organizado y cumplir con las fechas límite.
  • Check Circle

    Realice una investigación preliminar:

    Familiarícese con el proceso de investigación de las escuelas y los programas de defensoría que proporcionan apoyo integral a los estudiantes de DACA. Esto puede incluir un curso intensivo sobre el proceso general de solicitud de ingreso a la universidad, especialmente para las familias de los aspirantes a estudiantes universitarios de primera generación.
  • Check Circle

    Manténgase al día sobre las políticas públicas:

    Entender sus derechos como familia indocumentada es una parte fundamental del proceso de solicitud de ingreso a la universidad. Las políticas que afectan a los Dreamers y a los estudiantes universitarios indocumentados cambian con frecuencia, así que manténgase alerta.
  • Check Circle

    Acérquese a los asesores universitarios y a los defensores de la comunidad:

    Muchas organizaciones, como Immigrants Rising y The Immigrant Learning Center, ofrecen un apoyo integral a las familias a lo largo del proceso de solicitud de ingreso a la universidad. Además, muchas escuelas ofrecen asesores bilingües especializados en ayudar a los estudiantes inmigrantes a solicitar e inscribirse en un programa universitario.
  • Check Circle

    Comience a identificar las oportunidades de ayuda financiera:

    Aunque hay muchas becas y pasantías remuneradas para estudiantes indocumentados, identificarlas requiere tiempo e investigación. Las familias pueden ayudar colaborando en la búsqueda de fuentes viables de ayuda financiera al principio del proceso de selección de la universidad.

Explore Resources

Recursos adicionales

Esta organización ofrece recursos educativos y legales para los estudiantes indocumentados y los administradores de la enseñanza superior. También ofrece uno de los mayores fondos de becas del país para los beneficiarios de DACA.

Immigrants Rising proporciona apoyo financiero, educativo y formación profesional a las familias de inmigrantes, incluso servicios de apoyo de salud mental.

Este recurso ayuda a los estudiantes indocumentados y a sus familias a mantenerse al día sobre las últimas políticas relativas a DACA. El centro guía a los estudiantes indocumentados a través de procesos como la solicitud de ingreso a la universidad, la solicitud de DACA y la obtención de una tarjeta de autorización de empleo.

United We Dream ("Unidos soñamos") ofrece una variedad de recursos para los estudiantes inmigrantes y sus familias, incluso una guía paso a paso para completar la FAFSA como beneficiario de DACA.

El Consejo del Colegio ofrece recursos para estudiantes y educadores a través de K-12 y escuelas postsecundarias, incluso consejos para asesorar a estudiantes indocumentados.

Preguntas frecuentes para padres y familias de estudiantes indocumentados

¿Pueden los estudiantes de DACA recibir ayuda financiera federal?

No. Los estudiantes de DACA no son elegibles para la ayuda financiera federal basada en la necesidad, incluso las becas Pell y los empleos de estudio-trabajo. Sin embargo, muchas organizaciones nacionales y estatales ofrecen becas y becas para estudiantes indocumentados.

¿Qué becas hay disponibles para estudiantes indocumentados?

Muchas organizaciones nacionales, como TheDream.US, ofrecen importantes becas específicamente para estudiantes indocumentados. Otros cuentan con pasantías y becas unicamente para los beneficiarios de DACA.

¿Puede un estudiante cambiarse de universidad si está indocumentado?

Sí, pero no es fácil. Muchas instituciones tratan a los estudiantes indocumentados como solicitantes internacionales, mientras que otras funcionan según leyes estatales que pueden no reconocer a los estudiantes universitarios elegibles para DACA. Los estudiantes deben confirmar que su institución de transferencia y la actual ofrecen los mismos beneficios.

¿Puede el estudiante indocumentado asistir a la universidad en línea?

Depende. Algunas escuelas que aceptan estudiantes indocumentados sin clasificarlos como "internacionales" les permiten estudiar presencialmente o en línea. Sin embargo, otras escuelas pueden limitar a los estudiantes indocumentados a estudiar de forma presencial y cobrarles tasas de matrícula más altas fuera del estado.


Nota del editor: Este artículo contiene información general y no pretende sustituir el asesoramiento profesional. Consulte a un asesor profesional antes de tomar decisiones sobre cuestiones legales.